Protocolos COVID en la distribución de Bricolaje

Frente al COVID, la gran ventaja de trabajar en distribución de bricolaje al mayor, es que, al no estar de cara al público,  las restricciones a las que nos vemos obligados son muy inferiores a las que afectan a nuestros clientes, la mayoría grandes superficies de bricolaje.

Que sean reducidas las restricciones, no significa que las empresas del  mid-market  nos tomemos  la prevención COVID a la ligera.  Disponemos de unos protocolos muy estrictos para garantizar la seguridad de todos nuestros trabajadores y la desinfección de todos nuestros productos e instalaciones, acorde con la normativa y sobre todo al sentido común.

 

Estos son nuestros protocolos de actuación frente a la pandemia:

1. Designación de responsable de prevención:

En primer lugar hemos designado, de forma voluntaria, un responsable de prevención por turno de trabajo para garantizar que todos y cada uno de los trabajadores pasan el control.

2. Control de entrada:

El responsable de prevención es quien realiza el control de entrada, escalonado en intervalos de 5 minutos, toma la temperatura, proporciona desinfectante hidroalcohólico y una mascarilla sanitaria nueva a diario.

3. Grupos Burbuja:

Dividimos a nuestros trabajadores en reducidos grupos de trabajo y convivencia, eso significa que,  grupos de 2-3 personas que llegan al mismo tiempo, en intervalos de 5 minutos con el siguiente grupo,  se cambian,  trabajan y efectúan los descansos estipulados juntos.

4. Desinfección de espacios:

Cada vez que un grupo burbuja utiliza espacios comunes, se desinfectan antes de salir y al entrar el nuevo grupo. El mismo procedimiento se sigue en las worck-stations.

Los lavabos y sanitarios se desinfectan al empezar cada turno y los almacenes de producto se desinfectan semanalmente.

5. Distancia, manos, mascarilla:

Como indica la normativa general, nuestras worck-stations están separadas,  por lo menos, por 2m de distancia de seguridad, todos nuestros trabajadores tienen la obligatoriedad de usar mascarilla, proporcionada por la empresa, y la obligación desinfectar su puesto de trabajo cada vez que lo abandonan.

Estos son nuestros cinco pasos para la prevención frente a la COVID-19,  nuestra responsabilidad como empresa nos obliga a ser rígidos en su cumplimiento. Para garantizar la seguridad de todo nuestro personal y no comprometer nuestro compromiso con nuestros clientes.

Pues aplicando correctamente estos protocolos se garantiza poder seguir trabajando en caso de un positivo en el equipo, aislando así únicamente a su grupo burbuja de trabajo, impidiendo la propagación del virus a todos los trabajadores, y haciendo posible la no detención de la actividad productiva…